Inspirar

Una entrevista sobre arte digital con Anne-Cécile Worms, fundadora de Art2M

Al 14 por ciento de los coleccionistas les interesa el arte digital. Este es el resultado del estudio de mercado Worldwide Collectors Survey realizado por AXA ART. En octubre de 2015, AXA Strategic Ventures invirtió 500 000 euros en Art2M (Art to Machine), una start-up que se encarga de poner en contacto a coleccionistas amantes del arte digital con innovadores artistas que producen obras de este tipo. La fundadora de esta empresa es Anne-Cécile Worms. Con una red de 600 laboratorios repartidos por todo el mundo, Art2M se encarga de rastrear las últimas tendencias e identificar a aquellos artistas, diseñadores y productores que pueden ser relevantes. Anne-Cécile Worms se encarga de allanar el camino para la producción de arte digital a través de la plataforma makery.info. En la plataforma de venta online artjaws.com, presenta a artistas contemporáneos. Previamente, comisarios especializados en obras de los nuevos medios se encargan de seleccionar las creaciones a nivel global. Hablamos con Anne-Cécile Worms acerca del trasfondo de su actividad profesional y del creciente interés que despierta el arte digital.

¿Qué significa Art2M? ¿Qué le impulsó a fundar su primera start-up?

Antes de crear la start-up en 2009, ya había trabajado más de 13 años en el ámbito del arte digital. Publiqué la primera revista francesa sobre arte digital en colaboración con MCD, Magazine des Cultures Digitales. Esto me permitió establecer una estrecha relación con artistas y productores de arte digital. Desde el principio, la intención de Art2M era crear un foro destinado a aquellos artistas que se encontraban infrarrepresentados hasta el momento. De esta forma, pretendíamos facilitar el acceso al arte digital de aquellas personas que se interesaban en él.

Está usted al frente de tres páginas web diferentes: Art2M, makery.info y ArtJaws. ¿En qué se diferencian?

Art2M es una empresa centrada en la producción y venta de obras de arte digital exclusivas y diseños innovadores. Nuestra capacidad se basa en una red internacional de artistas, diseñadores e ingenieros con los que organizamos instalaciones y eventos relacionados con el arte y los nuevos medios desde 2009. En la actualidad, Art2M se centra en producir arte innovador y objetos conectados para espacios públicos, organizando también exposiciones para empresas.

En colaboración con los artistas, Art2M se encarga de realizar obras de arte únicas, como, por ejemplo, la instalación WaterLight Graffiti™, de Antonin Fourneau, formada por miles de LED que se iluminan al entrar en contacto con el agua. O The Infinite Book™, de Albertine Meunier, un libro aparentemente en blanco, cuyo contenido solo se hace visible al ir pasando las páginas.

A través de la plataforma online makery.info, rastreamos los proyectos más innovadores a nivel mundial y ponemos en contacto a creadores y desarrolladores de objetos digitales con ayuda, por ejemplo, de los denominados «fablabs». El intercambio de información se produce a nivel global. De esta manera, mantenemos una visión de conjunto actualizada sobre el ámbito de los objetos conectados. Además, también recibimos propuestas de colaboraciones y coproducciones.

ArtJaws representa un nuevo mercado para la venta de arte online a nivel internacional. Ofrece a los compradores la posibilidad de acceder directamente a obras de arte y artistas considerados un icono de la cultura pop y del arte digital. ArtJaws se encarga de que aquellas obras de arte cuya presencia en los canales de venta tradicionales es reducida sean accesibles para el público en general. Además, también ofrecemos ediciones limitadas y obras exclusivas de artistas internacionales en todo el mundo.

La palabra «jaws» proviene del ámbito del surf, así se denomina un lugar de Hawái en el que las olas pueden llegar a alcanzar los 25 metros de altura. ArtJaws representa la nueva ola del arte digital.

¿Qué criterios aplica a la hora de recopilar las obras de arte que aparecen en ArtJaws?

En primer lugar, congregamos a un comité de reputados comisarios de todo el mundo. Gracias a mi dilatada experiencia en el sector del arte digital, he podido componer un equipo verdaderamente magnífico. Actualmente, ArtJaws cuenta con cinco comisarios. Sin embargo, en los próximos meses el equipo crecerá hasta los 20 miembros.
Las colecciones comisionadas por ArtJaws presentan a artistas que, hasta la fecha, no estaban presentes en el mercado del arte actual: artistas que forman parte de una Historia del Arte paralela y que desarrollan las herramientas y los lenguajes formales del futuro. Gracias a estos creadores, surge una nueva gramática del arte que resulta novedosa para los coleccionistas, pero cuya esencia es antigua.

¿Cómo de amplio es el espectro del arte que se ofrece en ArtJaws?

Al igual que en una exposición, los expertos comisionan las obras de arte por temas. Las diferentes creaciones se presentan desde un punto de vista histórico y uno artístico. Para despertar el interés de los coleccionistas, proporcionamos información detallada acerca de las diversas obras. Incluimos la biografía de los artistas, así como entrevistas mantenidas con ellos o comentarios de otros coleccionistas que explican la correspondiente obra de arte desde diversas perspectivas y la enmarcan en un contexto más general. Actualmente ya contamos con seis colecciones de diversos ámbitos, como los tatuajes, los grafitis y el arte digital. Además, gracias a nuestra labor, los coleccionistas de arte también tienen la oportunidad de descubrir la gran variedad del arte digital. Ha llegado el momento de alejarse de la concepción de que el arte digital solo se representa en una pantalla. Hay mucho más en juego. Basta citar disciplinas como el arte postinternet, el bioarte, el arte robótico o los objetos conectados.

¿Podría explicarlo más en detalle?

En este aspecto, lo esencial es la influencia de Internet sobre el arte. Ahora los objetos se pueden comunicar entre sí. A modo de ejemplo, cabe mencionar la obra de arte DADAPrint3r, de Albertine Meunier. Fabricada por Art2M, en la actualidad se exhibe en ArtJaws. Internet desempeña un papel fundamental en la obra de Meunier: a través de una aplicación digital, su impresora puede imprimir textos en París formados por palabras que en ese mismo momento se están pronunciando en Marsella, por ejemplo, o en cualquier otra parte del mundo. El sistema de reconocimiento de voz de Google digitaliza las palabras que se registran a través de un micrófono. Incluso los problemas de reconocimiento que se pueden producir provocan resultados sorprendentes. En este sentido, el arte de Meunier se ve influenciado por elementos fantásticos y aspectos involuntarios que recuerdan al dadaísmo.

Otro ejemplo es una camiseta con lo que se denomina un «tatuaje con realidad aumentada»: con ayuda de un teléfono inteligente, el gráfico de la camiseta se puede poner en movimiento. ¡Descubra cómo funciona en la página web de artjaws.com!

DadaPrint3r, un Ready-Made de Albertine Meunier en colaboración con Art2M

¿Cómo explica el éxito de ArtJaws?

El mercado del arte online tiene cada vez más éxito: en 2015, el volumen de negocio ascendió a tres mil millones de dólares. En 2020, se prevé que esta cifra alcance los diez mil millones de dólares. Existen muy pocas páginas web que tengan un público objetivo similar al nuestro. En nuestra plataforma, se abordan los avances más actuales del arte digital contemporáneo. Ya que nos encontramos a la vanguardia de la Historia del Arte gracias a que dominamos las tendencias más actuales, con ArtJaws estamos en disposición de ofrecer un producto muy especial. Esta es, quizás, nuestra principal seña de identidad: la mayor parte de las creaciones que exponemos en ArtJaws no se encuentran en ninguna otra página. Desde que fundamos ArtJaws, hemos alcanzado un volumen de negocio de 100 000 euros gracias a las ventas online.

Ustedes no actúan como una galería tradicional. ¿Cómo describiría su relación con los artistas?

En vez de negociar contratos con las galerías o los agentes, nosotros entramos en contacto directo con los artistas. Aquellos artistas a los que representa una galería o un agente reciben un 70 por ciento de los ingresos; los artistas sin representante, un 50 por ciento. Además, también colaboramos con los artistas para poder ofrecer a los coleccionistas de ArtJaws obras de arte creadas exclusivamente para nuestra plataforma.

¿Por qué motivo puede resultar atractivo para los coleccionistas adquirir obras a través de ArtJaws?

ArtJaws ofrece a los coleccionistas y a los inversores la oportunidad de adquirir las creaciones de aquellos artistas que están empezando a labrarse una carrera de éxito. Estamos convencidos de que las obras que vendemos en ArtJaws se revalorizarán en los próximos cinco años. Y todo gracias a nuestros comisarios, que poseen un excelente conocimiento del medio y un refinado olfato para los artistas emergentes. Los coleccionistas que han adquirido obras de arte a través de ArtJaws nos han confirmado que es prácticamente imposible encontrarlas en ningún otro sitio. Si un coleccionista desea adquirir un óleo sobre el que se reproducen proyecciones de vídeo, yo me encargo de encontrar la obra y ponerla a su disposición. De esta forma, mantenemos un contacto exclusivo y personal con nuestros clientes. Además, también facilitamos el contacto directo entre los coleccionistas y los artistas, organizando, así mismo, visitas a sus estudios. Nuestro objetivo no es separar el mundo online del mundo real. Hoy en día, ambos mundos se entrelazan entre sí.

¿Qué ocurre con aquellos coleccionistas que se interesan por el arte digital, pero que no tienen mucha experiencia?

Nos encargamos de presentarles la obra de arte y proporcionarles información acerca del artista. Como miembro de la Asociación Internacional de Críticos de Arte (AICA - International Association of Art Critics), ArtJaws ofrece a los coleccionistas la oportunidad de acceder a contenidos que les pueden ser de utilidad a la hora de crear su colección. AICA pone a disposición de ArtJaws artículos y reseñas de los críticos de arte más reputados a nivel internacional. De esta forma, los coleccionistas neófitos pueden tener una mejor visión de conjunto. En este sentido, no es determinante que las obras sean digitales o no. Lo esencial es que sean consideradas obras de arte. Queremos que los coleccionistas entiendan que no se trata tanto de los aspectos técnicos, lo que importa es el impacto emocional de una obra y su significado. Eso es, precisamente, lo que entusiasma a los coleccionistas.

Cómo podemos ayudarle?