Causas de daños más habituales

Agua

Ya sean inundaciones, tuberías rotas o canalones que se desbordan, el agua es una de las causas más frecuentes del daño y pérdida de sus posesiones.

  • Limpie los canalones anualmente (o incuso con mayor frecuencia si vive cerca de una zona arbolada).
  • Revise con regularidad y mantenga en buenas condiciones los sistemas de calefacción y las tuberías.
  • Corte el agua y vacíe los depósitos de agua si la propiedad queda deshabitada durante el inverno.
  • Revise los depósitos de agua con regularidad y asegúrese de que no hay signos de corrosión ni desgaste. Una gotera en el tejado puede provocar graves daños en los objetos de coleccionismo y en el mobiliario de cualquier planta.
  • Cuando llueve intensamente, la sobrecarga de los sistemas de distribución de agua y de desagüe puede hacer que el agua se acumule y termine por salir a su hogar junto a materiales residuales. Para evitar esto, le aconsejamos instalar válvulas de retención en sus desagües.
  • No tire el aceite usado por el fregadero. Las tuberías se pueden atascar y hacer que el agua acumulada salga a su hogar.

Fuego

El fuego y el humo pueden tener efectos devastadores sobre las personas, los edificios, sus contenidos y sus colecciones.

  • Guarde los documentos importantes y el material fotográfico de valor en una caja fuerte a prueba de incendios.
  • Nunca deje velas o llamas encendidas sin supervisión. Revise las chimeneas todos los años antes del invierno para asegurarse de que están limpias.
  • Tenga siempre en la cocina (especialmente si la cocina es de gas) extintores y mantas para sofocar incendios.
  • También puede instalar puertas cortafuegos para aislar las zonas de mayor riesgo.
  • Las instalaciones eléctricas se deterioran con el tiempo, por eso deben revisarse el equipo y el sistema de circuitos periódicamente para detectar signos de sobrecarga, posibles riesgos de cortocircuito o incendio y tomas de tierra o empalmes inadecuados.
  • En caso de incendio, su seguridad siempre es lo primero. Debe evacuar inmediatamente la propiedad para evitar cualquier peligro.
  • Durante la evacuación, cierre pero no con llave, las puertas que vaya dejando tras de sí. El humo puede provocar graves daños en sus colecciones.

Robo

Si sospecha que alguien ha entrado en su propiedad, nunca actúe por su cuenta. Avise a la policía inmediatamente.

  • Su seguridad siempre es lo primero, si es posible, debe evacuar inmediatamente la propiedad para evitar cualquier peligro.
  • Es menos probable que entren ladrones a robar en su casa si parece que hay alguien dentro, aunque solo sean mascotas como los perros.
  • Si va a dejar su casa vacía, use temporizadores que enciendan y apaguen las luces.
  • Ponga cerraduras de llave en todas las ventanas que sean accesibles. También es conveniente poner barrotes o rejas internas en las ventanas de los sótanos.
  • Mantenga un registro, incluyendo fotografías, de todas sus obras de arte. En caso de pérdida o robo, este registro será de gran ayuda para recuperarlas.

Daños accidentales

Aunque es imposible prevenir la mayoría de los daños accidentales, poner atención en las tareas domésticas puede ayudar a reducir este tipo de daños.

  • Advierta al personal de la limpieza y al personal de servicio de que las obras de arte frágiles requieren de una limpieza especializada o no se deben tocar. Por ejemplo, rociar con limpiacristales un cuadro sin cristal puede tener consecuencias desastrosas, como también las tiene limpiar el polvo de impresiones fotográficas.
  • Piense bien dónde colocar las obras de arte frágiles. Trate de evitar colocar artículos de cerámica cerca de huecos de escaleras o en lugares en los que pudieran ser derribados.
  • No riegue en exceso las plantas situadas sobre mobiliario.
  • Si realiza reformas, no deje obras de arte vulnerables o frágiles en la zona de trabajo ni en la ruta de acceso de los obreros. La simple caída de un taladro podría agujerear o rasgar una pintura.

Cómo podemos ayudarle?